Nos toca vivir un momento en el que la saturación de estímulos visuales y sonoros nos ataca desde los más variados soportes y adoptando las más diversas formas. Y todo sin el orden y equilibrio mínimo exigible a una sociedad que respete a sus integrantes. Más que nunca se hace necesaria la Sencillez como base de cualquier propuesta que pretenda tener visibilidad. Como premisa que permita la diferenciación de la imagen y lalegibilidad del mensaje de forma intuitiva y clara. 
CONTACTO CONTACTO
Nos toca vivir un momento en el que la saturación de estímulos visuales y sonoros nos ataca desde los más variados soportes y adoptando las más diversas formas. Y todo sin el orden y equilibrio mínimo exigible a una sociedad que respete a sus integrantes. Más que nunca se hace necesaria la Sencillez como base de cualquier propuesta que pretenda tener visibilidad. Como premisa que permita la diferenciación de la imagen y la legibilidad del mensaje de forma intuitiva y clara.